Ola de violencia contra musulmanes en Sri Lanka deja un muerto y tiendas destrozadas

Ciudad Bolívar, 15 de mayo.  La ola de violencia contra musulmanes que comenzó el pasado domingo, ha causado al menos un muerto y decenas de establecimientos atacados en Sri Lanka, donde ya se ha levantado parcialmente el toque de queda impuesto anoche.

El fallecimiento se registró en la zona de Chilaw, en la Provincia Noroccidental, la más afectada por el brote de violencia, y la víctima presentaba heridas de arma blanca, informó hoy a Efe una fuente del Hospital Marawila, el centro sanitario regional al que fue trasladado el cadáver.

Un portavoz de la Policía de la localidad, Rohan Rajapaksa, confirmó que unas 40 tiendas pertenecientes a musulmanes fueron atacadas en los últimos dos días en el área.

Los investigadores han apuntado a que los atacantes suicidas pertenecían a las organizaciones islamistas locales National Thowheed Jamath (NTJ) y Jammiyathul Millathu Ibrahim (JMI), si bien las acciones fueron reivindicadas por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Tras los ataques, las autoridades religiosas de la comunidad musulmana decidieron suspender temporalmente los rezos comunitarios de los viernes por miedo a ataques de represalia.

El presidente de la Conferencia Episcopal de Sri Lanka, el cardenal Albert Malcolm Ranjith, ha hecho múltiples llamamientos a la calma. (Información EFE – Foto Cortesía).

 

Share this article