Municipio Sifontes tiene más de 10 días sin combustible

Ciudad Bolívar, 14 de junio. Según lo señalado por usuarios en las redes sociales, el municipio Sifontes tiene un aproximado de 10 días sin recibir combustible, lo que ha generado el colapso de la población y de las comunidades indígenas.

En la población de Tumeremo, capital del municipio, todo tipo de actividad está paralizada ante la inexistencia del combustible.

Las poblaciones de Tumeremo, el Dorado, y la Parroquia San Isidro km 88, están colapsando, a consecuencia de esta histórica crisis de combustible.

Para nadie es un secreto, que una de las principales actividad comercial de la zona es la ganadería, por lo que dueños de las grandes y pequeñas fincas no han podido trasladar los recursos necesarios para mantener la producción, no solo de carnes, sino de quesos y derivados lácteos.

En el caso de la pequeña, mediana minería, es más grave todavía, tenemos una importante población en las montañas, sin alimentos, sin actividad minera, los motores apagados, los mineros amenazados por el hambre y las enfermedades endémicas como el dengue y el paludismo.

Ya tenemos conocimiento de varios casos de paludismo que requieren traslados urgentes a los centros de atención médica y no pueden ser atendidos precisamente por esta situación lamentable.

De igual manera están afectadas las comunidades indígenas del municipio, sin combustible, sin actividad, agotándose los alimentos, también sufriendo las consecuencias por las enfermedades endémicas.

Los más afectados son los habitantes de las comunidades más lejanas como San Juan de Venamo, de acceso aéreo y las terrestres como San Martín de Turumbam, San Antonio de Roscio, las que se encuentran ubicadas a lo largo del río Yuruan como el Vapor, vía río Yuruari, Kamaria, y así sucesivamente todas las ubicadas en la troncal 10 como San José km 14, San Flaviano,

Araimatepuy, Santa Lucía de Inaway entre otras que son parte de las 35 comunidades indígenas de la zona. No menos lamentables son los casos de las comunidades agrícolas como San José de Anacoco, el Cacho, Santa Teresita km 33, el Guapo, etc.

Las zonas mineras más distantes, son los casos más delicados y complejos, cómo Bochinche, Botanamo, el Foco, Payapal, entre muchas otras.

Dentro de poco tiempo, de no resolverse este grave problema de desabastecimiento de gasoil y gasolina, las consecuencias serán lamentables, incluso con pérdidas humanas, ante la imposibilidad de realizar traslados de enfermos. (Información Los Tubazos.Com – Foto Referencial).

Share this article